Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

ARTÍCULO 8

La lección me la llevé yo unos años más tarde por parte de ella:

Un amiguito de su colegio había perdido a su abuelo de una forma repentina. La mamá del niño me pidió si podía cuidar de su hijo. Como los dos niños eran muy amigos seguro estarían bien juntos.

Su madre me advirtió que el niño no hablaba desde que le dieron la noticia. No había reaccionado, tampoco lloró, quedando en total silencio aunque le preguntaran. Yo advertí a mi hija que vendría su amigo a pasar el día con ella y el por qué. Cuando llegó a casa lo primero que le dijo fue: ¿sabes que mi abuelo se ha muerto? Ella le respondió (ignorando mi presencia):

Mira, se que tu abuelo ya se fue, pero no te preocupes. El mío también se fue y ahora son como Cásper (película), nos ven y nos cuidan, incluso más que antes porque pueden estar donde quieren. No los busques, no se ven, pero están aquí.

No se de dónde sacó esa idea, pero al niño le sirvió. Cuando su madre vino a recogerlo no podía creer cómo había cambiado. Era el de antes pero ya no necesitó hablar más del tema.

¡Es asombrosa la capacidad que tienen, aún siendo tan pequeños, de entender y hacer que las cosas sean más fáciles!

Carmen Rosa Rivero

Carmen Rosa Rivero

Carmen Rosa es Maestra de Reiki y Auxiliar de Enfermería, con una experiencia de 11 años en el Departamento de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Dr. Negrín.
Carmen Rosa Rivero

Latest posts by Carmen Rosa Rivero (see all)